Cartografía sentimental (CXXVIII) – Ahora o nunca: la vida en movimiento

<<<5 cosas>>>

por las que ha merecido la pena seguir vivo en el día de hoy:

– – – – – – – – – – –

1.

El vídeo de ese estúpido globo que da vueltas sin sentido, pero que crea una ilusión de movimiento, propósito y utilidad de la obra “Sin título” del artista Nicolás Bacal:

*

– – – – – – – – – – –

2.

El vídeo de the Pipettes “Boo Shuffle” (2011) en el que vemos a la troupe de bailarinas The Actionettes aprendiendo las coreografías de la canción.

*

– – – – – – – – – – –

3.

*

Les imagino al tanto de la llegada espectacular de ese pequeño monstruito alienígena que es la librería La Central de Callao, en Madrid. Y de las largas colas, y los intelectuales de relumbrón y editores y escritores internacionales llegados para su presentación en sociedad -aquí-.

Si pinchan en la fotografía pueden ver un vídeo donde Martín López-Vega nos da una vuelta por la megalibrería y nos va enseñando sus diferentes secciones y recovecos (pues el edificio es un magnífico palacete del s. XIX). A mí me da que sí, que mucho libro y todo eso, que la cultura, bien, gracias, pero que la clave de todo este macroespectáculo literario está justamente en esa gruta ahora vacía que nos enseña al final del vídeo López-Vega y donde se nos dice que se abrirá un bar de copas. ¿Se acuerdan de lo de Borges y el verso de Dante? Pues eso mismo, salvando las distancias, claro.

– – – – – – – – – – –

4.

El grupo de Las Vegas Imagine Dragons, considerados por la revista Billboard una de las 2012’s Brightest New Stars, y su interpretación en directo -y en acústico- del tema “It´s time”.

*

– – – – – – – – – – –

5.

*

Y hablando de la revista Billboard, la crítica mexicana de arte contemporáneo Avelina Lésper relaciona el objeto de consumo al modo de los hits de las revistas de tendencias y música con el arte actual.

Así, dice en su blog –aquí-:

“El arte contemporáneo insiste en que sus obras sean apreciadas desde un contexto histórico que fácilmente se desvanece, aun con las obras expuestas dentro de la sala, esto las limita al grado de no tener más sentido o valor que la música pop.”

[….]

Decir que el artista debe crear con los elementos de su tiempo y que este tiempo está sometido a las formas y hechos más inmediatos y accesibles al espectador fijan una fecha de caducidad en cada obra, la convierte en endogámica y reduce al máximo la construcción de significado. El arte deja de ser universal para ser localista; ya no es transhistórico, se etiqueta y forzosamente se ideologiza”

Y acaso lo más importante:

“El arte debería superar los significados momentáneos para despertar significados trascendentales.”

Ahora o nunca, pues.
Se hace del todo urgente re-pensar y recuperar la validez del arte contemporáneo y así de la literatura que, como hemos repetido aquí en muchas ocasiones, se halla en un trance muy muy parecido.

– – – – – – – – – – –

ADDENDA:

*

*

Siento que Rodrigo Hasbún no ha tenido mucha suerte con los lectores españoles.

Y es un muy buen narrador, serio y con una poética muy clara.

Ya escribí sobre su libro de cuentos Los días más felicesaquí– y creo que es un autor a (re)descubrir.

El caso es que el blog de la editorial y librería argentinos Eterna Cadencia ha publicado recientemente uno de los relatos de Los días más felices. LLeva por título “La casa grande” y vale la pena que le echen un ojo –aquí– y a ver si así alguien se anima a leer su libro y le insufla a sus cuentos un poco de vida lectora.

Anuncios

Comentarios desactivados en Cartografía sentimental (CXXVIII) – Ahora o nunca: la vida en movimiento

Archivado bajo (Nuevas) Cartografías sentimentales

Los comentarios están cerrados.