La timidez en/y la escritura

Patrick Carpentier – somewhere (2012)

1.

Dice Javier Moreno:

“los escritores fragmentarios tienen pulmones débiles o, quizás, sean tímidos, incapaces de secuestrar la atención del lector durante mucho tiempo. Ante todo, no desean molestar”.

Javier Moreno, Alma, Ed. Lengua de Trapo, Madrid, 2011 (p. 16)

*

2.

Y dice Juan Carlos Onetti:

“Releía viejos libros como si estuviera logrando unirme de verdad a los autores y el placer se mezclaba con la tristeza de sentirme ausente, tal vez para siempre, del mundo de verdad, del mundo que yo había conocido y donde en la adolescencia fui formando con días y noches mi personalidad”

Juan Carlos Onetti, Cuando ya no importe, Ed. PuntodeLectura, Madrid, 2008 (p. 59)

*

3.

De lo leído se puede sacar una conclusión rápida y una objeción.

La conclusión primero: que los escritores fragmentarios viven en la realidad del mundo palpable, afuera de la literatura. Y es por ello por lo que pierden la atención del lector con rápidez, por la razón de que el lector ya vive en la realidad y justamente lo que busca en un libro es que le saquen de esa realidad, aportándole una visión nueva o un prisma diferente desde el que mirar lo ya de sobras conocido. Lo último que quiere el lector es que le recuerden lo que ya sabe.

Y ahora la objeción: la timidez no tiene nada que ver con la gallardía, pero sí con la ambición.

Lo que les falta a los escritores fragmentarios hoy es precisamente tal ambición.

*

4.

Un ejemplo palmario de que la fórmula fragmentación + timidez no está obligada a producir los resultados que pronostica Javier Moreno es Enrique Vila-Matas.
Aprovechemos, pues, para verlo en una entrevista de 2001 en el programa Off the record.

Si pinchan en la foto (que le tomó Vasco Szinetar en Venezuela ese mismo año, justo cuando le dieron el Rómulo Gallegos) y de la que el propio Vila-Matas dijo que su rostro era “joven todavía en 2001”, podrán acceder a la entrevista íntegra que le hiciese Fernando Villagrán cuando -como se dice en la web del programa- todavía no le habían dado ningún premio, más que uno en el colegio y por la razón de ser el único que se había presentado.

Aprovechamos además para felicitar al sr. Vila-Matas por esa crítica tan contundente que firma Jacqueline McCarrick para el Times Literary Supplement y que nosotros ya adelantamos aquí.

Sacado del blog El ayudante de Vilnius, aquí.

Anuncios

Comentarios desactivados en La timidez en/y la escritura

Archivado bajo ¡Viva el verano!

Los comentarios están cerrados.