Algunas consideraciones sobre el futuro de la literatura

1.

Leyendo el suplemento que trae la revista Cuadernos del matemático del mes de junio de 2012 (nº 48) y que está dedicado a la poesía saharaui actual, encuentro un poema que me llama –en particular- la atención.

Se trata de una composición de Liman Boisha y lleva por título La poética que se perdió.

Es breve, y dice así:

“Muchos versos se perdieron, / bajo las jaimas, en la intemperie, / entre los pastos o el barro. / Y el torrente oral no desembocó / en el mar de los libros, / se tornó memoria frágil, / que en parte asesinó, / sin contemplaciones, la televisión”.

2.

Y en otro suplemento, esta vez en el Cultura/s de la Vanguardia (nº 522), me encuentro con una nueva sorpresa. Un artículo de Luis Landero y que lleva por título Fumaroli, el champán de la cultura francesa, en el que éste escribe:

“Porque no basta con ser erudito, haber leído mucho, tocar diversos temas, tener capacidad de síntesis: se necesita sobre todo un gran estilo. La voluntad de estilo es algo que hoy día hemos dejado de lado y que para mí y para algunos otros que aman la literatura sería ya de por sí un motivo para leer a un autor. Si encima del buen estilo tiene cosas que decir, entonces es ya un autor completo” (p. 15)

3.

Pensando en todo esto, vengo a reflexionar sobre cómo enfrentar la (des)localización sentimental y el desarraigo estético. Cómo conseguir una identidad narrativa que no quede dispersa y aplastada y que no parezca una copia clónica de ese universal idéntico y regularizado por los mass media y las mal llamadas narrativas de género.

Dicho en otras palabras, ¿es posible mantener –y continuar con- la idea de la República de las Letras europea?, ¿acaso vuelven con fuerza las literaturas nacionales?, ¿el grand style es un acto de soberbia o de nostalgia?, ¿la homogeneización estética es apenas un estado de tránsito hasta que se (auto)regule de nuevo el sistema artístico o el único modo posible de sobrevivir al mercado?, ¿realmente es el mercado quien debe dictar el gusto, o acaso quien lo dicta efectivamente?, ¿este mundo de sombras y de fantasmas en el que vivimos hoy, este caos indolente, es de veras un avance o no es más que una regresión a un primitivismo snob?, ¿y es esta precariedad que hoy nos asola un eco débil consecuencia de la narrativa de la paranoia de los sesenta o acaso un mero distractor que viene promovido, difundido y alimentado por una política del miedo que pretende que nada cuestionemos?

4.

Reflexionando sobre todo esto me encuentro con la noticia de que el escritor Scott McClanahan, tras haber publicado tres libros y tener tres más en prensa, ha decidido dejar de escribir.

Dice: “he llegado a un punto en el que ya me aburro. Estoy cansado de hablar sobre la muerte de la escritura”.

Es por ello que ha decidido cambiarse a un nuevo modo de creación artística: el vídeo.

Y propone una serie de reglas para todo aquel que quiera seguirle en la tal nueva empresa:

  1. No más discusiones sobre el sonido de las frases. Abstente de usar la palabra “acústica”.
  2. Basta de quejas sobre lo mucho que te está costando escribir una novela. A nadie le importa.
  3. Hemos dejado de ser las ligas menores. Y tenemos que rehusar unirnos a la liga de los Jonathans [Franzen] y Jeffreys [Eugenides], de los libros de tapa dura y gafas gruesas. Son unos perdedores. Sus compañeros de primaria lo supieron antes que tú.
  4. Una cámara cuesta unos 200 dólares. Si no tienes suficiente dinero, escríbeme y ya te conseguiremos alguna (incluso si tenemos que robarla). Las cintas para grabar cuestan 9 dólares cada una.
  5. Siéntete libre de ser tú mismo. Examinemos nuestros rostros. Investiguemos nuestros ojos.
  6. La regla nº 6 queda excluída por razones legales.
  7. Puede que estuviese borracho cuando escribí estas reglas, así que discúlpame.

La primera demostración empírica del asunto es el monólogo del siguiente vídeo:

– – – – –  – – – – – –  – – – – –

No sé Vds. pero a mí no me acaba de convencer. Prefiero seguir pensando sobre el futuro de la literatura.

+ info: aquí.

Anuncios

Comentarios desactivados en Algunas consideraciones sobre el futuro de la literatura

Archivado bajo El arte del siglo XXi, El ejercicio de la escritura

Los comentarios están cerrados.