Cartografía Sentimental (CVIII) – Cosas que tú ya sabes

<<<5 cosas>>>

por las que ha merecido la pena seguir vivo en el día de hoy:

– – – – – – – – – – — – – – – – – – –

1

.

Ese imprevisto calambur ultraísta que es la obra de Urs Fischer, “Mystique, Mistake” (2003):

 

+ info: aquí.

– – – – – – – – – – — – – – – – – – –

2.

 

Esa declaración de guerra vestida en terciopelo que es la canción “Y te vas a volar” del grupo mexicano Los Leopardos, en su versión en directo y que sirvió para la presentación del single en el programa Motel Diablito:

 

 

– – – – – – – – – – — – – – – – – – –

3.

 

 

Las siguientes declaraciones del profesor Francisco Rico, preguntado sobre el asunto del realismo español:

 

“Toda la historia de la literatura española se encamina hacia el realismo más elemental, Menéndez Pidal decía que esto obedecía a un déficit de la enseñanza de los estudios clásicos, la literatura griega y latina busca la idealización. En Francia e Italia sí la tuvieron.Aquí no, y por eso se busca siempre no lo ideal, sino lo real” [1]

 

[1] Josep Massot. La jubilación de los Rico, Blecua, Mainer marca un cambio de generación en la filología. La Vanguardia. 15-04-2012.

 

– – – – – – – – – – — – – – – – – – –

4.

El proyecto arquitectónico-artístico Before I die de la artista, diseñadora y urbanista Candy Chang y producido por su estudio, el Civic Center. La cosa empezó cuando a Chang se le ocurrió cubrir una pared ensuciada con múltiples graffitis con una pizarra negra en una casa abandonada de Nueva Orleans. Sobre la misma escribió muchas veces la sentencia “Before I die I want to” (antes de morir quiero) seguida de una cuadrícula que queda vacía a la derecha y que invita a los paseantes a que escriban sobre ella con tizas de colores sus deseos.

“El arte público tiene el potencial de conectar a la gente de una misma áera y de levantar el ánimo y sacar a la gente de sus rutinas”, dice Chang. En su opinión, el arte y el diseño tiene el poder de hacernos pensar de una manera diferente e imaginar así un mundo mejor.  En fin, no sé si este proyecto contribuye a un mundo mejor, pero lo que sí es cierto es que cualquier cruzada contra los fastidiosos graffitis que ensucian la ciudad aquí es bienvenido (pásense por las paredes antaño blancas del Mercat de Sant Antoni de Bcn y comprueben lo feas que están ya por culpa de los dichosos graffiteros; carajo, que una cosa es el urban art y otra bien distinta llenar las paredes de churretones).

Before I die es un proyecto exportable a diferentes localizaciones y ya ha sido instaurado en paredes de Mexico, Canada, Kazakhstan y los Países Bajos. Aquí tienen información sobre cómo conseguir el toolkit, por si se animan a implantar el proyecto en su comunidad.

+ info: aquí.

 

– – – – – – – – – – — – – – – – – – –

5.

 

La columna de José Luis Melero publicada en el suplemento “Artes & Letras” del periódico Heraldo de Aragón e incluida en su libro La vida de los libros, y que lleva por título “Los prólogos”, en la que dice así:

 

“Los prólogos siempre me han parecido una costumbre bastante absurda: si los libros son buenos no precisan el aval de nadie […] y si son malos ningún proemio adulador va a salvarlos del rápido olvido a que los condenarán los lectores. Además, los prologuistas suelen ser abordados un poco aquí y allá, comprometidos por unos y otros,  acaban escribiendo sus textos sólo porque se sienten halagados de que se les reconozca magisterio o por no atreveserse a desairar al solicitante. Po eso muchos de los prólogos que uno ha leído están escritos un poco a la diabla, todo lo más para salir del paso, con buena voluntad en el mejor de los casos pero con escaso sentimiento y entusiasmo. Y en bastantes ocasiones uno tiene la sensación de que el prologuista ni siquiera se ha leído el libro y de que apenas le ha dedicado una pequeña ojeada” [1].

 

[1] José Luis Melero. La vida de los libros. Xordica, Zaragoza 2009. (p. 65)

Anuncios

Comentarios desactivados en Cartografía Sentimental (CVIII) – Cosas que tú ya sabes

Archivado bajo (Nuevas) Cartografías sentimentales

Los comentarios están cerrados.