Un mundo sin metáforas [Divagación cuarta]

1.

Maciek Stępiński, Idea(ł), 2009

La galería Waterstone –aquí-, con el objeto de presentar su nuevo espacio expositivo en Hoxton, se arranca con la exposición They don’t know why, but they keep doing it.

Se refiere su título al hecho de tratar de trabajar con ideas después de la gran catástrofe de  las ideologías, en un mundo post-ideológico, pues.

Su propuesta es que hay que simplificar la realidad.

Lo simbólico ya no es capaz de trasladar la veracidad de lo real, nos dicen.

¡Fuera metáforas!

Se trata de dar nombres a las cosas, de (re)nombrarlo todo.

Esta es su idea.

De entre los artistas (seis en total) que se presentan, me interesa especialmente la literalidad de la obra de Konrad Smoleński, en especial su pieza Drum Kit (2009).


+ info: aquí.

2.

Pensando sobre las nuevas sinceridades, y trasteando por Internet, llego al Periódico de Poesía  que edita la UNAM en México DF.

Entre los poemas inéditos que publican en su última edición encuentro uno de Christopher García Vega (Ciudad de México, 1985) que me abre los ojos.

Lleva por título “Pisadas en el aire” y los dos versos que lo abren dicen así:

“Soy el hombre más holgazán que conozco,
aunque no conozco tanta gente.”

El poema íntegro se puede leer-aquí-.

3.

Pero no todo va a ser mirar las pantallas y entonces, al ir a la cocina a preparar un café, de entre el montón de revistas, rescato la edición de Octubre del Qué Leer (nº 169).

En ella,Álex Gil le hace una entrevista al escritor segoviano Alberto Olmos. Y, a este, de repente y como sin querer, se le escapa algo que es una verdad, incuestionable, definitoria, que no admite réplica, al decir que:

“La literatura se hace con palabras, exclusivamente con palabras, y esas palabras, bien llevadas, bien torturadas, pueden ofrecer sensaciones que no ofrecen ni el cine ni el porno ni Apple. Existe, en efecto, eso que se llama “placer de la palabra”, y ése es el placer que debemos proponer a los lectores” (p. 75)

4.

Pero no vayamos a creer que el acto metafórico ha perdido vigencia solamente en la expresión artística, pues igualmente la fotografía de moda con ínfulas trae una estética de asociación, que vincula al individuo con aquello que le rodea y que lo define por lo que consume.

Así, de nuevo, sería su ideología el resultado del poliedro que conforman sus aledaños, más que él mismo.

Tomemos como ejemplo las fotografías de la serie 75 parisiennesaquí– del fotógrafo francés Baudouin.

Sólo un par de instantáneas:

5.

Justo en esta línea, en la de llamar la atención sobre el hecho de que ” la construcción de la identidad y las relaciones sociales están hoy universalmente medidas por objetos de consumo” es donde se inserta el trabajo del colectivo Left Hand Rotation y, en particular, su proyecto Corpus Muscusaquí-.

No es el propósito del colectivo el de subvertir tal cadena de significación, sino más bien el de “invertir el proceso de desdiferenciación por el cual la experiencia se vuelve homogénea, convirtiendo identidad en idéntico”.

El proyecto, no obstante, contra borrar esa identificación directa de dos planos de realidades desparejas y  buscar un nuevo modo asociativo de (re)crear la realidad, guarda en su ánimo la generación de un icono nuevo (que proviene de las leyendas de los Hombres de Musgo de Béjar (Salamanca)), una “tradición se ha conservado viva y se rememora cada año en la procesión del Corpus Chisti con la asistencia de tan originales hombres”.

Así, es su pretensión la de convertir esa leyenda en un mito contemporáneo o personaje del StarSystem, una leyenda -la de los hombres de Musgo- que proviene del siglo XII y que:

“cuenta como el día de Santa Marina, virgen que vivió disfrazada, los cristianos, que vivían escondidos en el bosque de El Castañar, entraron en Béjar al amanecer camuflados con trajes hechos de musgo, atravesando la muralla por la hoy llamada Puerta de la Traición, y expulsando así a los musulmanes, consiguiendo así la Reconquista de la ciudad”.

O sea, que se trabaja al modo de la permuta, y es interesante que para tratar de buscar una representación de lo contemporáneo vuelvan la mirada hacia una suerte de genealogía de la moral épica, buscando así nuevas respuestas en las narraciones orales o en las tradiciones vivas (amortajadas por causa de su repetición anual en el plano de la festividad -que disocia su contenido primigenio-).

En fin, que merece la pena curiosar en una de sus pieza/documental grabada en el convento de San Francisco de Béjar Salamanca, durante la preparación y vestimenta de los hombres de Musgo.

+ info: aquí.

– – – – – – – – – – – –

FURTHER READING

Un mundo sin metáforas – Divagación primera [20-Agosto-2011]

Un mundo sin metáforas – Divagación segunda [08-Septiembre-2011]

Un mundo sin metáforas – Divagación tercera [14-Septiembre-2011]

Anuncios

Comentarios desactivados en Un mundo sin metáforas [Divagación cuarta]

Archivado bajo Un mundo sin metáforas

Los comentarios están cerrados.