Cartografía Sentimental (LXXVII) – Vd. sí que es raro, amigo

<<<5 cosas>>>

por las que ha merecido la pena seguir vivo en el día de hoy:

– – –  – – – –  – – – – –  – –

1. Hay paisajes de indudable valor estético, pero son los menos aquellos en los que puede encontrar el visitante avispado y atento rasgos de un gradiente extraño, lugares en los que, por decirlo de algún modo, el poeta halla la carne singular que le sirve como límite para perfilar el abrillantado de su canto.

Así sucede con Portlligat, tal como nos canta Rosa Leveroni, esa gran desconocida, perteneciente a la generació perduda catalana, y de quien Abraham Mohino i Balet destaca “la alada musicalidad de sus textos” y “la levedad de su prosodia”, para afirmar que es única, única como lo pudo ser Emili Dickinson.

A Portlligat le cantaba Leveroni que:

“tot en tu és cançó

amb veus de plata fina

fetes per al goig pur

i per la melangia” [1]

[1] Rosa Leveroni. “Petita suite de Portlligat”, del libro Presència i record (1952) incluido en Obra poètica completa. Edició a cura d´Abraham Mohino i Balet. CCG Edicions. Girona. 2010. [pág 147]

– – –  – – – –  – – – – –  – –

2. El alegato sobre el pensamiento puro que hace ese raro austriaco genial que es Thomas Bernhard en su libro El malogrado y que pudiera servir a modo de poética de su obra entera.
Dice:

“La verdad es que no tenemos por qué querer estudiar siempre algo […] la verdad es que basta por completo si pensamos sólo, si pensamos nada más y dejamos, sencillamente, libre curso al pensamiento. Con que cedamos a nuestra cosmovisión y, sencillamente, nos entreguemos a esa cosmovisión” [2].

[2] Thomas Bernhard. El malogrado. Traducción de Miguel Sáenz. Ed. Alfaguara. Madrid. 2006. [pág 57]

– – –  – – – –  – – – – –  – –

3. Y raro es hoy en día (muy raro me atrevería a decir) ser un soñador, como le sucede a Alec Bressler, uno de los personajes de la novela Strong Motion de Jonathan Franzen, un emigrado ruso de extracción germana, dueño de una emisora de radio, acerca de la cual afirma que:

“This is my American Dream. Radio with talk all day and no ideology. Let´s talk about art, philosophy, humor, life.

Let´s talk about being a human being” [3]

[3] Jonathan Franzen. Strong Motion. Harper Perennial. London. 2006. [pág 17]

– – –  – – – –  – – – – –  – –

4. La no por evidente menos necesaria clarificación que hace Daniel González Dueñas sobre el reverso de la rareza que es el reconocimiento al decir que:

“Toda referencia acerca de lo reconocido se hace siempre pensando que sucede en un mundo abstracto, puro, desapasionado, en el que el reconocimiento se da por sí mismo, “por méritos propios”, y que por lo tanto no depende —como en realidad sucede— de una avalancha de factores sociales, culturales y políticos, y sobre todo de mecanismos de propaganda y publicidad, como en el caso de cualquier “producto” [4]

[4] Daniel González Dueñas. Escritores inclasificables: la extrañeza (primera parte).  SalonKritik. 13-Mayo-2011.


– – –  – – – –  – – – – –  – –

5

El alegato en favor del libro que hace el sociólogo John B. Thompson en su reciente libro Mercaderes de la cultura, al tiempo que alerta sobre la necesaria reestructuración del modo de comerciar con los libros y que la industria editorial lleva años desoyendo.

Dice así:

“Para relatar una historia extensa […] o para la constante interrogación de nuestros modos de pensar y actuar, el libro se ha revelado como la forma cultural más satisfactoria y resistente, y no es probable que desaparezca en un futuro cercano. [Pero] las estructura y dinámica fundamentales que han caracterizado el mundo del comercio editorial [se verán] alterados en modos nuevos e inesperados.” [5]

[5] John B. Thompson. Merchants of Culture: The Publishing Business in the Twenty-First Century. Polity Press, 2010. Citado por Jason Epstein en “La revolución digital del libro”. Traducción de Eva Rodríguez Halffter. Claves de la razón práctica. nº 211. 14-04-2011-

Anuncios

Comentarios desactivados en Cartografía Sentimental (LXXVII) – Vd. sí que es raro, amigo

Archivado bajo (Nuevas) Cartografías sentimentales

Los comentarios están cerrados.