Cartografía Sentimental (LXXVI) – Fracasar mejor

<<<5 cosas>>>

por las que ha merecido la pena seguir vivo en el día de hoy:

– – – – – – –  – – – – –

1.

“Looking at art has developed into an unusual form of disaster tourism” dice el editor jefe de la revista Metropolis Magazine Domeniek Ruyters en el último número de la misma al comentar el libro editado por Lisa Le Feuvre Failure: Documents of Contemporary Art, (Whitechapel Gallery, London, 2010) en el cual, a través de una serie de ensayos, se analiza el fracaso artístico desde un perspectiva socio-psicológica, sosteniendo que lo que diferencia al artista de la gente común es que el artista es feliz en tanto que fracasa.

Que ni debe ser evitado (el fracaso), ni sirve para nada (nada puede aprenderse de él), dicen en el libro.

A mí lo que más me preocupa es eso que dice Ruyters de que:

“despite all its good intentions, art has not succeeded in changing anything in society, but worse, that it has been in the process of alienating its audience and even the art world itself.”

– – – – – – –  – – – – –

2.

El último número de la revista/objeto La Isla (número ocho) que explora ese fracaso del comercio (tan español) que es lo de  “Vuelvo en cinco minutos”. 

5 artistas / 5 obras / 5 minutos / edición especial 5 ejemplares.

+ info: aquí.


– – – – – – –  – – – – –

3.

La infructuosa renovación de lo beat en la ciudad de New Orleans.

De especial interés es la figura del “Poet for hire”.

Aquí tienen un par de ejemplos:

Y hablando de la mención que se hace en el segundo vídeo al poeta americano David Rowe (quien a pesar del anuncio no aparece en cámara), autor del libro de poemas Unsolicited Poems (Verna Press, 2011) y de ese verso tan magnífico, del poema Love Supreme, que dice

“redeem the promise / of our rent-control premises”

valdría la pena mencionar también la aptitud de Rowe para tornarse él mismo un “Poet for hire”, puesto que aliado con su editor en Verna Press Peter Anderson, se han propuesto, utilizando una de esas nuevas plataformas de fundraising, poner en marcha lo que llaman El “Unsolicited Poetry Tour” (aquí pueden ver el vídeo donde lo explican mejor).

Pretenden Rowe y Anderson marcharse de gira por la costa Este (desde San Diego hasta Seattle) y además que sirva el tour para buscar nuevas voces poéticas que publicar en su magazine literario Dorado (de momento, solo han publicado un número del magazine).

Para el particular piden 4000 dólares.

Aquí en La soledad del deseo pensamos que si de verdad pretenden hacer las cosas à-la-beat-generation (como así afirman), no deberían estar pidiendo ese dinero.

Resulta obscena, la sola mención.

– – – – – – –  – – – – –

4.

El proyecto Cuadernistas cuyo leitmotiv es:

Nos falla la memoria y para ayudarla apuntamos cosas en papelitos: lo que vemos, nos gusta y queremos recordar o retener. Los cuadernos usados nos sirven para saber quienes hemos sido.

Diferentes ilustradores muestran sus cuadernos privados para que podamos ver en qué trabajan, sus ideas, etc. Todo eso que, de otra forma, quedaría en ese lugar oscuro y feo que es el cuarto inhóspito de lo inédito.

A mí, por cuestiones poécticas, me han gustado especialmente los Diarios Visuales (2008) de Pep Carrió.

– – – – – – –  – – – – –

5.

Y hablando de fracasos, la revista E-Flux ha puesto en marcha el proyecto Agency of Unrealized Projects.

Con ello hacen un llamamiento para que todo aquel que quiera se les una con el propósito de conformar un amplio catálogo de obras no-realizadas o acaso irrealizables (aceptan tanto texto, como imagen o vídeo)

Se preguntan los chicos y chicas de E-Flux si acaso fuese posible que las expresiones artísticas parciales, las ideas incompletas o acaso la proyección de la mera intención pudiesen avenirse a un nuevo modo de proceder en el ámbito artístico.

Para ello, se aferran al hecho de que si algo está inacabado es que esconde adentro de sí la potencialidad de su realización, y así piden a todo aquel que quiera unírseles a que les envíen esos proyectos fallidos o experimentales que todo artista guarda escondidos.

En el mejor de los casos el empeño puede terminar siendo un inventario precioso de todos esos proyectos utópicos que, a fuerza de no ser utilitarios o pensados para espacios conceptuales que impiden su ejecución, han quedado en el olvido.

En el peor de los casos, no será más que una chatarrería artística más.

De Vds. depende el resultado.

Pueden hacer sus contribuciones aquí.

Anuncios

Comentarios desactivados en Cartografía Sentimental (LXXVI) – Fracasar mejor

Archivado bajo (Nuevas) Cartografías sentimentales

Los comentarios están cerrados.