Cartografía Sentimental (LXXII) – Certificaciones inmundas

<<<5 cosas>>>

por las que ha merecido la pena seguir vivo en el día de hoy:

 

 

 

1. Las declaraciones recientes de Slavoj Zizek cuando dice que:

“El capitalismo actual se mueve hacia una lógica de apartheid, donde unos pocos tienen derecho a todo y la mayoría son excluidos.”

Slavoj Zizek en entrevista con Víctor Lenore. El filósofo de la anarquía. Ep3/El País. 01-04-2011.

Corolario: a lo que parece a Zizek lo han excluído de la posesión de camisetas mínimamente decentes.

 

 

 

2. La conciencia de que ahora los padres son los medios de comunicación y, en especial, el discurso publicitario (ver vídeo) y de que no queda más alternativa, como reza el lema de Los Ignicionistas, que la de un bidón de gasolina en una mano y los catálogos artísticos en la otra (y una caja de cerillas, añado yo).

Como ellos mismo dicen:

“Lo que no eleva rebaja, y a lo que rebaja ¡Fuego!”

El artífice del manifiesto es Claudio Molinari Dassatti (su página web aquí) y estará en Cosmopoética 2011 (+ info aquí).

El manifestante:

El manifiesto:


 

La foto está sacada de aquí.

 

 

 

 

3. Ahora que se viene en menos de dos semanas la publicación del libro de David Foster Wallace The pale king merece la pena rescatar un caso sucedido al respecto de su libro de relatos Oblivion.

La revista americana de estudios literarios Modernism/Modernity publicó un ensayo en 2004 sobre el libro de relatos llamada “An Undeniably Controversial and Perhaps Even Repulsive Talent”  firmada por un tal Jay Murray Siskind, de quien se decía que pertenecía al Blacksmith College.

Pero el caso es que no existen ni la institución ni el así autodenominado Jay Murray Siskind.

Bueno, Siskind sí, pues es uno de los personajes de ficción de la novela White Noisy de Don deLillo.

En fin, que el artículo era, en realidad, un hoax, una farsa tremenda, una puerilidad de mal gusto.

Pero hasta julio de 2009 nadie dijo nada al respecto e incluso el artículo se tomó como académico (no en vano fue publicado en una revista académica) y una serie de personas lo citaron en sus papers como artículo fiable y de interés.

Fue Mark Sampler, profesor asistente del departamento de inglés de la George Mason University (Fairfax, Virginia) -alertado por ver que nadie decía nada mientras sus alumnos citaban en sus papers el artículo en ciernes- quien en su blog Sample Realityaquí–  descubrió finalmente el pastel, casi cinco años después.

Al parecer la clave de la review falsa estaba en que no resultaba extravagante en exceso y de ahí, que se pudiese encontrar en ella cierta coherencia, pues se dicen cosas como que Foster Wallace escribe sobre “oversimplified men and very complicated women”.

En fin, lo divertido del caso es que, partir del descubrimiento, algunos dijeron que se trataba -sin duda- de un ejemplo de “crítica performativa” (ale, ¡venga!).

Los editores de la revista Lawrence Rainey & Nicole Devarenne añadiéndose a esta línea de pensamiento de guarderia, le contestaron a Sampler (en un tono pretendidamente jocoso –aquí-) diciéndole que sí, que hombre, que… que oopps, que Siskind sí que existe, carajo, pero que sólo existe en la imaginación de todos aquellos que así lo quieran pensar.

Vaya, un ejemplo más de la cara B del postmodernismo, esa que en los singles de antaño siempre servía para poner canciones de relleno.

 

 

 

 

4Esos nuevos “artistas del hambre” kafkianos que son el colectivo Flo6x8, cuyo lema “Cuerpo contra el Capital” se pone de manifiesto en acciones directas contra los bancos a base de flamenco, desde flashmobs, hasta pequeñas coreografías; arte de acción a base de performances rápidas que dejan sin tiempo para reaccionar a los funcionarios de las sucursales bancarias.

Todo vale para danzar en las fauces de los especuladores causantes de esta Gran Crisis en la que nos hallamos.

Su docta misión es la de certificar que -y, en lo posible, plantar cara a- el sistema de valores que apesta, y ello a base de zapateaos, palmas, castañuelas, guitarras y quejíos flamencos.

Aquí se puede leer su manifiesto.

Por ejemplo, échenlo un ojo a una de sus acciones: La niña ninja rompe el monedero.

 

 

 

 

5. Decía el filósofo Jacques Rancière, al respecto de relación de la palabra con las artes visuales (de lo que ya hemos hablado aquí y aquí y de lo que seguiremos hablando en breve, en la serie “De la palabra pintada al videoclip escrito“):

“Es claro que las artes llamadas visuales se apropiaron ampliamente de la palabra y la escritura […] Los artistas visuales se apropiaron del espacio intermedio que separan a las “imágenes” producidas por las palabras de las imágenes producidas por la mano o la máquina. ¿Los escritores cultivan un terreno propio en relación con esto? No estoy absolutamente seguro.”

Jacques Rancière en entrevista con Pablo Rodríguez. “Las artes visuales se apropiaron de la palabra“. Revista Eñe/Clarín. 05-Diciembre-2009.

*Visto en SalonKritik.


Más bien al contrario, en mi opinión, lo que hicieron los artistas visuales fue explicitar la intencionalidad política de sus imágenes (en palabras del mismo Rancière, temiendo ese “riesgo de la separación” que implica la emancipación –aquí-) a través de la palabra, es decir, justamente lo que más temen los así llamados artistas visuales es perder ese espacio de libertad, y anulan así la imaginación del espectador (su inteligencia) a base de cantidades inmundas de heteroglosia; en ello se basa su apropiación de la(s) palabra(s), que es más bien, en todo caso, una apropiación del discurso o la idea.

 

 

CODA:

 

Robert Storr, Decano de la Yale School of Art, crítico de arte durante más de 30 años y director de la Bienal de Venecia (2005-2007) escribe en su última columna para Frieze magazine (que viene escribiendo desde 2004) y dice al respecto de los críticos de arte:

 

“in the hierarchies of power, critics – like squid – are agile bottom feeders”

 

Portrait of Robert Storr by Philip Pearlstein

 

Robert StorrIn Tank. Frieze magazine. nº 138. London. April-2011.

Anuncios

Comentarios desactivados en Cartografía Sentimental (LXXII) – Certificaciones inmundas

Archivado bajo (Nuevas) Cartografías sentimentales

Los comentarios están cerrados.