Contra J. S. de Montfort

Se dice

que en una de las mesas del bar Pippermint Jaime Gil de Biedma escribió su más famoso poema “Contra Jaime Gil de Biedma”.

Ahora que he comenzado una novela nueva que se llamará (probablemente) Lo que renace eternamente (sí, ya habrán adivinado que se trata de un robo a Cirlot), una novela que justamente se propone hablar de la pobredumbre que hay en cada uno de nosotros (y que ya ha comenzado a hacer acto de presencia con sus debidas contrariedades en mi ánimo y voluntad), una novela que quiere registrar lo sutil malvado que hay que guardar sobre cuatro llaves para que no resurja, pero que, como el odio, anda siempre latente, pues teniendo en mente mi nuevo proyecto, esta tarde de viernes me marché con Ángela a esas mesas del bar Pippermint (Calle Bori i Fontesta, 20 –aquí-) a (re)buscar entre el ocaso de las sombras de la pretérita Barcelona literaria, preñada ella de todo tipo de maldades y excelsos disgustos maravillosos; Jaime Gil de Biedma especialmente, quizá el más talentoso de todos sus miembros.

Que el alma de Rilke nos asista.

Anuncios

Comentarios desactivados en Contra J. S. de Montfort

Archivado bajo Vida personal

Los comentarios están cerrados.