La materia de la decepción

1.

“Es menos gravoso descorazonarse de entrada, ponerse taciturno: sea cual sea el mandato de la hora o el lugar que ganamos, no nos llevaremos una decepción. No será necesario deshacer la frágil construcción que habíamos edificado dentro, sobrecargar el fardo que habíamos compuesto, que habíamos asumido, paravolver a empezar con más despecho y fastidio. Seremos tal como se pide de nosotros”

Pierre Bergounioux. “Puntos cardinales”, incluido en La Huella. Ed. Días Contados. Barcelona. 2010. [pág 59]

 

 

2.

“Según mi opinión, la razón personal por la cual descubrir algo eterno y duradero tras toda transformación y que posee para los hombres tan alto valor es el miedo a la propia caducidad: el miedo a la muerte”.

Norbert Elías. Sobre el tiempo. Fondo de Cultura Económica. Madrid. 1989. [pág 144]

 

 

3.

“Y el mundo se compone casi sólo de dos especies de ingenios […] y son, a saber: de los que, creyéndose más hábiles de lo que son, no pueden contener la precipitación de sus juicios ni conservar la bastante paciencia para conducir ordenadamente todos sus pensamientos; por donde sucede que, si una vez se hubiesen tomado la libertad de dudar de los principios que han recibido y de apartarse del camino común, nunca podrán mantenerse en la senda que hay que seguir para ir más en derechura, y permanecerán extraviados toda su vida; y de otros que, poseyendo bastante razón o modestia para juzgar que son menos capaces de distinguir lo verdadero de lo falso que otras personas, de quienes pueden recibir instrucción, deben más bien contentarse con seguir las opiniones de esas personas, que buscar por sí mismos otras mejores.

Descartes. Discurso del método. Segunda parte.

 

 

CODA:


“New ideas always take hold on the fringes. Just because it´s not always pretty, you shouldn´t be discouraged”

Jonathan Franzen. Freedom. Fourth State. London. 2010. [pág 494]

Anuncios

Comentarios desactivados en La materia de la decepción

Archivado bajo Uncategorized

Los comentarios están cerrados.