Cartografía Sentimental (LXV) – Qué es el Qué

<<<5 cosas>>>

por las que ha merecido la pena seguir vivo en el día de hoy:

 

1. This is Visual Poetryaquí– es un proyecto capitaneado por Dan Waber quien, según confiesa alegremente, después de haber solucionado todos los restantes problemas mundiales, ya tan sólo le resta la cuestión de dilucidar qué demonios es eso que llaman Poesía Visual. Para ello se propone ir publicando breves piezas en las que diferentes artistas visuales dan su visión del tema. Su intención a largo plazo es crear el más amplio catálogo impreso que exista sobre el tema.

Como el lenguaje visual de la poesía es universal, aceptan envíos para valorar su publicación desde todas las partes del mundo.

Todos los libros tienen el precio unitario de 10 dólares y constan de 16 páginas a todo color.

La cosa comenzó el 06-Marzo-2010, cómo no, con el primer libro del propio Dan Waber y ha seguido con publicaciones periódicas

Obviamente, la calidad de los textos es bastante desigual, e igualmente así es su variedad estilística.

La cosa es que llevan un montón de libros publicados y seguro que alguno hay entre su enorme pluralidadque no les desagrade o incluso les fascine.

A mí, uno de los que más me ha llamado la atención, por razones puramente intuitivas, es el del cineasta y poeta Klaus Peter Denckeraquí-, publicado en Octubre de 2010.

 

2. Y ya que ayer hablábamos de la promoción de la literatura en los tiempos actuales, a la editorial norteamericana Blak Oceanaquí– no se le ha ocurrido otra cosa que ofrecer una suscripción de por vida su catálogo (y esto implica la recepción de un ejemplar gratis de todos y cada unos de los libros que publique desde hoy y hasta que desaparezca la editorial Black Ocean) a todo aquel que se tatúe alguna referencia literaria en su cuerpo y que tenga relación directa con los libros de la editorial.

De momento parece que muchos candidatos a la suscripción anual no hay, pero uno de ellos, uno de los pocos valientes es Robert Alan Wendeborn (desde ya nuestro americano favorita del mes de Enero). El tipo no sólo se ha tatuado una referencia al libro With Deer, de Aase Berg, sino que este tatuaje es ya su séptimo tatuaje (el tercero literario) y, ¡agárrense! uno de ellos consiste en las últimas palabras y la imagen de Los detectives salvajes de Roberto Bolaño.

En la revista Uncanny Valley el propio Wendeborn lo explica todo –aquí-.

 

 

 

3. El archivo visual del Arsenal – Institute for Film and Video Art (Berlín) –aquí– está finalmente accesible online (sólo en formato database, desgraciadamente). Más de 6000 películas y vídeos que vienen atesorando desde el año de su formación, en 1963,  y que contienen video experimental, performances, video instalaciones, etc.

 

 

 

4. En estos tiempos locos en los que todo parece decantarse por el valor cero, por la implosión ruidosa y el descrédito de todo razonamiento coherente es -de una vez- imprescindible poner un poco de orden sobre ciertos puntos.

Los siguientes -de momento-:

“En primer lugar, la fuerza de la palabra y su capacidad para producir realidades y causar efectos; y en segundo, y relacionado con la potencia performativa del decir, la imperiosa necesidad de un tiempo de reflexión antes de cualquier acto de habla. A estos dos puntos me gustaría sumar un tercero, también urgente y preciso: la necesidad de una ética de la recepción y de una escucha activa y comprometida” [1]

Y es que, por si no se habían dado cuenta, tan importante es la ética de quien dice que la de aquel que escucha acríticamente. Y, en estos tiempos, me atrevería a decir, más importante la del segundo que la del primero, porque de chalados el mundo está lleno, y es obligación de quien escucha la de discriminar la validez del discurso de tanto soplagaitas.


[1]Miguel Á. Hernández Navarro. La responsabilidad de la palabra: para una ética del decir –pero también del escuchar. Salon Kritik. 23-Enero-2010.

 

 

5. Que la delación es propio de regímenes totalitarios es algo que todo el mundo intuye o sabe, o teme, excepto los líderes del gobierno del partido socialista y los que encuentra el perverso gusto de acatar sin demasiados remilgos tales procedimientos.

Y que “hay que señalar en seguida todo indicio de autoritarismo, por baladí que sea el asunto” [2] nos lo recuerda con firmeza Javier Marías.

Y otra cosa todavía más importante que nos recuerda, y cuyos efectos son particularmente sangrientos en la Internet, y es lo que piensan quienes albergan los procedimientos totalitarios, pues que” si alguien se opone a algo, no es porque esté en desacuerdo, sino porque está “comprado”” [3]. Y esa “compra” la cifran los totalitarios tanto en envidia, como en interés editorial/es o personales, así como en estrategias de visibilidad, tanto da la razón que se esgrima para el descrédito y la delación.

Lo dice Javier Marías, que son signos propios del totalitarismo intolerante de los individuos que esgrimen dichas afirmaciones, y son, a la vez, cosas muy sencillas, muy muy básicas, y contra las que deberíamos estar alerta, porque suceden igual en el mundo de la política como en el mundo del arte.

Estemos bien alerta, pues, y nombremos las cosas por su nombre, tan pronto veamos los primeros indicios.

Porque si no, luego nos llevaremos muchas sorpresas, como los murcianos, por ejemplo, que de ejemplo de crecimiento idílico han pasado al desplome absoluto. Y todavía siguen sin creérselo.

 

[2] & [3] Javier Marías. Delaten, no se priven. La zona fantasma. El País semanal. 24-Enero-2011.

 

 

 

Anuncios

Comentarios desactivados en Cartografía Sentimental (LXV) – Qué es el Qué

Archivado bajo (Nuevas) Cartografías sentimentales

Los comentarios están cerrados.