Cartografía sentimental (LVIII) – ¡Esto es el fin!

<<<5 cosas>>>

por las que ha merecido la pena seguir vivo en el día de hoy:

 

1.  La finalización del proyecto The Cork-Lined Room aquí-, auspiciado por la revista digital Publishing Perspectives  y que ha dedicado el último año a la lectura de la obra maestra de Marcel Proust “En busca del tiempo perdido”, con la guía del escritor americano Dennis Abrams.

Para el próximo año ya tienen en marcha el Proyecto Daquí– sobre las novelas de Dostoievski El idiota, Los demonios, Crimen y Castigo y Los hermanos Karamazov.

 

 

2. Las lecturas de 2010aquí– que, como cada año, ha puesto en marcha la revista de los campeones, Hermano Cerdo y a la que, si gustan, todavía pueden apuntarse durante los próximos días hasta que llegue el nuevo año. No tienen más que mandar sus lecturas preferidas de este año a dirección hermanocerdo (en) gmail con el subject:

“También soy un/a  cerdo/a lector/a”.

 

 

3. Uno de los finales de memoires más espectaculares que he leído nunca, exactamente eso que llaman “final abierto”;

es de Mark Oliver Everett y dice así:

“La gente de mi familia más inmediata no parece ser muy longeva. Pero aquí sigo yo: quizá sea la excepción. Quizá no. Igual llego a los cien años. Igual tengo nietos. Igual acabo escribiendo la segunda parte de este libro. Nunca se sabe. No tengo ni idea de lo que va a pasar a continuación. Y tú tampoco.”

[1] Mark Oliver Everett. Cosas que los nietos deberían saber. Blackie Books. Barcelona. 5ª edición. Julio de 2010.

4. No estoy seguro de si fue en 2005 o acaso el 2006 cuando escribí el relato La Camarera de Perpignan, del cual podría decirse que fue el primer relato que me convenció positivamente de mi vocación.

A él le precedieron y le siguieron varias decenas de relatos, cómo no, unos malos y otros mejores, y, por supuesto, muchas intentonas fallidas de por medio, claro.

Este relato tiene una especial significación para mí; irónicamente -y a diferencia de otros relatos míos- me ha costado mucho (una eternidad, diría) publicarlo, que sea aceptado, que” se entienda”. No sé por qué. Lo han rechazado muchas veces, con argumentos de lo más peregrino y que jamás han tenido que ver con su calidad, siempre razones extraliterarias lo mantuvieron inédito.

No sé si tiene que ver con su delicadeza, su melancolía decadentista… no lo sé.

En cualquier caso conforma una poética (Ya no son posibles los finalesaquí-) que comencé a desarrollar hace muchos años y a la que no pienso renunciar, les guste o no a los editores.

Alguna razón me dice, viéndolo ahora en letras de molde, que su lugar idóneo era Cuadernos del Matemático –aquí. Así que no puedo sino más que agradecerle a Ezequías Blanco por haber pensado que era un relato merecedor de estar en el número de diciembre de su revista.


 

 

5. Ahora que los integrantes del grupo mutante, nocillero, afterpop o como quiera Vd. llamarlos anda ya bien asentados en sus poltronas del sistema literario español es un magnífico momento para explicar a las claras de dónde vienen y cómo son, cuestión que, paradójicamente, nunca ha quedado suficientemente explicada (a modo de conjunto y tomándolo como una estrategia de asalto al poder, asimilando sus literaturas a la corriente fosterwallaciana de los USA).

Jesús Andrés se ha tomado la molestia de preparar algo así como “La narrativa de la imagen en España (explicada a los niños)“.


En 4 partes (+ 1):

a) Introducción y contextualización –aquí-.

b) Características del postmodernismo –aquí-.

c) Postmodernismo de los noventa –aquí-.

d)Autores y obras: Rodrigo Fresán, Juan Francisco Ferré, Germán Sierraaquí-.

e) Bola extra: Rodrigo Fresán, “El fondo del cielo” –aquí-.



BONUS TRACK:

Y hablando de finales, Ingrid Guardiola,  al respecto de la coincidencia de tres exposiciones sobre el medio televisivo en España [Una en el MACBA (¿Estais listos para la televisión?), una segunda en el Centro Arts Santa Mónica (TV/ARTS/TV) y el ciclo en La Casa Encendida bajo el título Otra televisión es posible], reflexiona sobre esa televisión que nunca pudo ser en su articulo para Blogs & DocsArte y televisión, un diálogo inconcluso” –aquí-.

Además, este mismo mes cerraba la exposición” Televisión” que para el Espacio Fundación Telefónica de Buenos Aires, comisariaron Inés Katzenstein y  Rafael Cippolini.

Aquí tienen un buen número de notas sobre el particular.

A este respecto, el del fin de la televisión, deberíamos sumar el cierre estos días de la excelente e imprescindible cadena de noticias CNN+, algo sobre lo que deberíamos reflexionar, muy seriamente.


Anuncios

Comentarios desactivados en Cartografía sentimental (LVIII) – ¡Esto es el fin!

Archivado bajo (Nuevas) Cartografías sentimentales

Los comentarios están cerrados.