Cartografía Sentimental (LVII) – Rarezas

<<<5 cosas>>>

por las que ha merecido la pena seguir vivo en el día de hoy:

1. Uno de esos grupos raros que andan a medio camino entre el descalabro, la aparatosa desidia  y la sublime genialidad son el dueto chileno Perrosky.

Un ejemplo: La Rancheritaaquí-.

2. Otro raro maravilloso fue el músico y pintor Don van Bliet, más conocido como Captain Beefheart y que, desgraciadamente, murió el pasado 17 de Diciembre a los 69 años de edad. Junto a su Magic Band reinventó el blues en los sesenta, creando uno de los más aclamados discos de art-rock  Trout Mask Replica (1969). Se retiró en los ochenta de la música, dedicándose a una fructífera carrera como pintor de vanguardia.

Pueden consultar un documental sobre su vida en 6 partes –aquí-.

Y para los ansiosos, véanlo sin más demora en directo tocando Sure ´nuff´n Yes I doaquí-.


3. La exposición de Marco Gracia Vermúes y que se presentó el fin de semana pasado en el bar Las Guindas (San Pau, 128).

En la postal de la inauguración pueden ver al insigne cantante de los Orsini Shakers, en su salsa.

Kiko Amat se ha escrito un texto de presentación –aquí-.



4. El libro La ciudad de las ratas del cual dice Eduardo Muslip en el prólogo que se trata de “una mezcla de relato de aventuras, fábula rabelaisiana y novela experimental, el libro de ficción de Copi menos conocido y, hasta ahora, el único que no había sido editado en español”.

Como ejemplo de su singularidad tomemos en cuenta la advertencia de lectura.

Dice así:

“El autor y el editor reenvían a los maníacos de la gramática y la sintaxis, a los adictos a la concordancia temporal, a los enamorados del imperfecto del subjuntivo, a los fabricantes de neologismos para uso interno, a los obsesivos del punto y coma ya otros fanáticos de Littré, Robert o Grévisse a sus lecturas favoritas”. [1]

[1] Copi. La ciudad de las ratas. Traducción de Guadalupe Marando. Ed. El cuenco de plata. Buenos Aires. Noviembre de 2009. [pág 16]

5. Lo llamativo que resulta que una ciudad que se pretende cosmopolita, abierta y  atenta al genio individual como la excelsa Barcelona, se acabe plegando a las arcaicas normas jerárquicas del concepto canónico de generación. Así lo demuestra Teresa Sesé en su artículo “Los hijos del Macba” –aquí– para La Vanguardia, donde trata de programar una cartografía del arte emergente de la ciudad.

Las respuestas al descalabro, aquí y aquí.



Anuncios

Comentarios desactivados en Cartografía Sentimental (LVII) – Rarezas

Archivado bajo (Nuevas) Cartografías sentimentales

Los comentarios están cerrados.