Virtudes decadentes (Re)loaded

Como si seducir consistiera, también, en una lucha por evitar malentendidos [1]

VirtudesDecadentes

J. S. de Montfort starring as "El hombre de las Virtudes Decadentes"

La entrada se refiere al 19 de Julio de 2008, 03:50 am.

Dice: C´est Fini, y nada más. Justamente sirve para poner un necesario punto final.

Los viejos del lugar tal vez lo recuerden:

Virtudes Decadentes, el blog, en sus dos etapas (ambas desaparecidas de la red).

Por razones personales que no conviene recordar y que se pueden leer en el relato “Matar a la M(ed)usa” publicado en La Bolsa de Pipas, el blog desapareció súbitamente.

Después de esa entrada del 19 de Julio. Lo borré en un puro arrebato.

Y después me dio pena, pero no tanta, con el tiempo.

Cierta sensación de que se quedaban en el limbo del olvido ciertas -algunas- cosas valiosas.

Pero, al paso del tiempo, simplemente me olvidé.

De pura casualidad, trasteando en el google reader, ayer, me sorprendió saber que tenía hecha una suscripción con el blog, lo cual significa que el caché de google guardó una copia del blog al completo.

Lo cual significa que no ha desaparecido. Lo cual me hace pensar también, que no podemos desaparecer así tan impunemente como creemos, que siempre quedan rastros vergonzosos.

Me he releído, y he visto algunas fotos, y los temas, la prosa;

el ritmo, más que nada, el ritmo. Es diferente del que utilizo ahora.

Muy diferente, o no tanto; la disposición de  los datos, los intereses, que siguen siendo los mismos, pero se les han ido añadiendo matices, nuevos meandros, mejores subversiones, espero.

Leyendo, leyéndome,

así, ayer en la tarde, se me ocurrió un proyecto crossover que mezcla formas de lectura insólitas, arte conceptual y videoblogging. Si sale como espero, me parece que puede ser divertido.

La consigna es simple:

una sola cámara (preferiblemente de teléfono móvil), un mismo actor (yo), una misma localización.

Y libros. Libros, libros, libros… muchos libros.

Su nombre: Harold & Blum.

Harold & Blum

Ya les voy contando según la cosa avance, stay tuned!

*Actualización:

Anoche, hablando con P., y estábamos en esa cervecería donde la cerveza es como los dioses mandan,  discutimos la continuación del proyecto.  Música y palabra en un entorno performático e imprevisible…


[1] Pep Blay. Erótica Mix. “Cuatro historias de sexo y música”. Plaza & Janés. Barcelona.  2009. [pag. 219]

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Virtudes Decadentes en el recuerdo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s