Ahora vivo aquí

Paula Scher. "Manhattan" (2007)

Paula Scher. "Manhattan" (2007)

1.

Así que

me he pasado toda la tarde cotilleando los fotoblogs de las amigas de mi primo, esas benditas niñas de colegio privado;

pues todos los clichés expuestos en las fotos, ya se pueden imaginar.

Ahí estábamos, los dos, viendo los modelitos de sus amigas.

Y mi primo S., medio en serio medio en broma, replicando: “oye, que son muy jovencitas para ti”.

No sé, el caso es que… esas niñitas de colegio con esos taconazos que se gastan… No sé, me ha parecido excesivo. Amén de abrazar los peores modos de la feminidad, esa cosa tan zafia que se intenta hacer pasar inútilmente por desparpajo.

No me imagino pues qué pasará con las chonis, miedo me da.

En fin, tarde de trabajo sociológico, de arqueología juvenil, por enterarme un poco de por dónde va el tema quinceañeras.

Que va así: más tacón y menos pantalón.

Ese es su lema.

Y ay, pero qué manía con los besitos en la boca entre amigas… uhm, no jueguen chicas, que luego hay sorpresas. Y luego van y se me enfadan por lo que les dicen. Cuidadín, que la gente es muy cruel con sus habladurías… cuidadín, luego no se me quejen.

Quien juega con fuego… pues ya saben: se le achicharra el alma.

2.

Me ha enamorado esta frase de Silvina Magari:

Nuestra interpretación de lo sucedido determina lo sucesivo.Tú eres el filtro de los acontecimientos”.

Y esta canción.

Me gusta su mezcla de snobismo e inteligencia, elegancia y actitud.

Por ahí hay quien la compara con Vinila Von Bismark, pero es que ya saben que en este país hay mucha gente que en lugar de oídos tiene cacerolas.

3.

Sucede que creo que se me ha quedado trastornado el corazón,

como la cocina de la casa, y es que esta cosa mimética del ser humano tiene su gracia malévola,

porque en estos momentos no podemos ni siquiera poner una cafetera al fuego, lo han levantado todo, han venido unos tipos fornidos y diligentes y se han llevado hasta la campana extractora, todo, los muy cabrones se lo han llevado todo.

Tenemos la nevera por ahí por el pasillo y con un microondas y el bar me tengo que ir apañando.

Y los próximos días serán peor, porque vendrán los martillazos y los chistes obscenos sobre féminas, y verles el culo peludo que les asoma por el pantalón caído y verme forzado a tener que chantajearlos con latas de cervezas y Fritos, para que acaben cuanto antes…

4.

Pues así,

mi corazón así está, turulato y acongojado, como quien dice.

Como si me hubieran instalado un parque público en el pecho y, claro,

aquí viene quien quiere y dice lo que quiere y yo, claro, pues me tengo que callar.

Y maldita la gracia, porque hay de todo aquí, amigos,

como en la vida, vaya, que ya saben que hay mucha gente que dice que es buena y todo eso pero que luego llevan lanzallamas por boca,

y sucede que si a las amiguitas

de mi primo

se les está achicharrando el alma, a mí lo que se me está achicharrando es la paciencia,

cojones.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Vida personal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s