Myself as un homard

foto0061

Tras mi paso por Bélgica,

hasta a mí se me ha quedado la cara de cigala.

Prueba irrefutable de que los lugares hacen mella en la carne

-y en el ánimo-.

Prueba irrefutable

de que hay que huir de la melancolía como de la peste.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Viajes, Vida personal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s