Lujo y Miseria

1.

Hay algo en las mujeres de más de treinta… y es que pertenecen a una generación que creció todavía con los ideales sino intactos al menos sí febriles;

quizá la última generación con la que compartieron dicha enfermedad fuese la mía,

y eso aun a pesar de haber tenido que sujetarnos la ilusión con abrazaderas a esos palos tísicos que eran nuestros cuerpos -mi generación, digo-.

Después…, bueno, después vino el H & M y la pornografía al alcance de un click.

2.

Mi problema es que no me reconozco del todo en la generación anterior (la de los ochenta, digamos: hombreras, sintetizadores, lo kitsch) ni en la posterior (pongamos los noventa: las camisas de leñador, el grunge, escupir mientras se sueltan tacos).

Si me preguntas,

diré que tengo una filiación abrumadoramente distópica, casi funesta y fatal. Pero al mismo tiempo, la insostenible contradicción la dicta el sentirme severo chico católico de los que no puede sino soliviantarse frente a lo malvado.

O sea, que soy un buen mal chico según se tercie.

3.

Damien Hirst. Skull with diamonds

Angela McRobbie

habla sobre la responsabilidad crítica -y social- de los artistas, de que parece que en la última década esto era old-fashioned.

Habló de los Young British Artist, esta tarde -en el Macba- sobre todo demonizando a Damien Hirst.

Damien estudió en Goldsmith (University of London); Angela da clases en Goldsmith.

Sospecho que se hubieron de encontrar.

Damien es un provocador nato, soez a veces, pero siempre impactante. Ángela es una sofisticada académica de inglés refinado y neutro, neomoderna e idealista, feminista, especialista en cultura contemporánea.

Damien Hirst es especialista en sí mismo, profeta de esa ultrainvidualización de la que reniega Ángela McRobbie por encontrarla, justamente, soez: la biografía que no trasciende, una anécdota.

Lo que quiere decir que el círculo se cierra siempre.

Que el comienzo de una flecha debe convivir con su extremo.

Que lujo y miseria son partes inseparables de lo mismo.

Que arte y negocio deben ir, ineludiblemente, de la mano.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s